Las cartas del tarot: Listado y explicación completa

El tarot es un sistema de adivinación basado en un conjunto de 78 cartas que se dividen en dos grupos: los arcanos mayores y los arcanos menores. Cada carta tiene un significado simbólico que se interpreta según su posición, su relación con otras cartas y el contexto de la consulta. El tarot puede ayudarnos a conocer nuestro pasado, presente y futuro, así como a orientarnos en nuestras decisiones, problemas y deseos.

Los arcanos mayores

Los arcanos mayores son 22 cartas que representan los principios universales, las leyes cósmicas y los arquetipos humanos. Son las cartas más importantes del tarot, ya que revelan las grandes lecciones y los desafíos de nuestra vida. Cada arcano mayor tiene un número romano, un nombre y una imagen que ilustra su significado. A continuación, te presentamos el listado y la explicación breve de cada uno:

El Loco (0): Es la carta del inicio, la libertad, la inocencia y el potencial. Simboliza el espíritu aventurero, la búsqueda de nuevas experiencias y la confianza en el destino. También indica una actitud imprudente, irresponsable o inconsciente.

El Mago (I): Es la carta de la acción, la voluntad, el poder y la creatividad. Simboliza el dominio de los elementos, la capacidad de manifestar lo que se desea y la comunicación efectiva. También indica una actitud manipuladora, engañosa o egoísta.

La Sacerdotisa (II): Es la carta de la intuición, el conocimiento, el misterio y la sabiduría. Simboliza el acceso a los secretos del universo, la conexión con lo divino y el equilibrio entre lo racional y lo emocional. También indica una actitud pasiva, reservada o indecisa.

La Emperatriz (III): Es la carta de la abundancia, la fertilidad, la belleza y la naturaleza. Simboliza el poder femenino, la creatividad, el amor y la armonía. También indica una actitud excesiva, dependiente o superficial.

El Emperador (IV): Es la carta de la autoridad, la estructura, la estabilidad y la seguridad. Simboliza el poder masculino, la razón, el orden y la disciplina. También indica una actitud rígida, autoritaria o inflexible.

El Sumo Sacerdote (V): Es la carta de la tradición, la religión, la moral y la educación. Simboliza el respeto a las normas, los valores, las creencias y los maestros. También indica una actitud dogmática, intolerante o hipócrita.

Los Enamorados (VI): Es la carta del amor, la elección, la unión y el equilibrio. Simboliza el encuentro con el otro, el compromiso, la atracción y la armonía. También indica una actitud indecisa, inestable o infiel.

El Carro (VII): Es la carta del éxito, el movimiento, el control y el progreso. Simboliza el triunfo sobre los obstáculos, el avance hacia una meta, el equilibrio entre opuestos y el dominio de las emociones. También indica una actitud arrogante, agresiva o imprudente.

La Justicia (VIII): Es la carta de la justicia, la ley, el equilibrio y la verdad. Simboliza el juicio imparcial, las consecuencias de las acciones, el ajuste de cuentas y la claridad mental. También indica una actitud fría, severa o injusta.

El Ermitaño (IX): Es la carta de la introspección, la sabiduría, el aislamiento y la búsqueda. Simboliza el retiro del mundo exterior para encontrar respuestas interiores, la madurez espiritual, la guía y el consejo. También indica una actitud solitaria, pesimista o egoísta.

La Rueda de la Fortuna (X): Es la carta del destino, el cambio, la suerte y el ciclo. Simboliza el giro inesperado de los acontecimientos, la oportunidad, la adaptación y el equilibrio cósmico. También indica una actitud pasiva, fatalista o irresponsable.

La Fuerza (XI): Es la carta de la fuerza, el valor, la pasión y la confianza. Simboliza el dominio de los instintos, la superación de los miedos, la expresión de los deseos y la autoestima. También indica una actitud violenta, impulsiva o dominante.

El Colgado (XII): Es la carta del sacrificio, la renuncia, la espera y la perspectiva. Simboliza el dejar ir lo que no sirve, el aceptar lo que no se puede cambiar, el aprender de la experiencia y el ver las cosas desde otro ángulo. También indica una actitud masoquista, inútil o conformista.

La Muerte (XIII): Es la carta de la transformación, el final, el renacimiento y el cambio. Simboliza el cierre de un ciclo, la liberación de lo viejo, la renovación de la vida y el inicio de una nueva etapa. También indica una actitud resistente, destructiva o negativa.

La Templanza (XIV): Es la carta de la armonía, la moderación, la paciencia y la adaptación. Simboliza el equilibrio entre los opuestos, la mezcla de los elementos, la espera prudente y la flexibilidad ante las circunstancias. También indica una actitud indiferente, aburrida o indecisa.

El Diablo (XV): Es la carta de la tentación, el materialismo, la pasión y la esclavitud. Simboliza el apego a lo mundano, la seducción de lo prohibido, la intensidad de los sentidos y la dependencia de los vicios. También indica una actitud obsesiva, maliciosa o engañada.

La Torre (XVI): Es la carta de la crisis, el cambio brusco, la liberación y el despertar. Simboliza el derrumbe de las estructuras falsas, el impacto de lo inesperado, la ruptura de los límites y la revelación de la verdad. También indica una actitud traumática, caótica o rebelde.

La Estrella (XVII): Es la carta de la esperanza, la inspiración, la fe y la guía. Simboliza el brillo interior, el sueño realizado, la confianza en el futuro y la conexión con lo divino. También indica una actitud ilusa, ingenua o idealista.

La Luna (XVIII): Es la carta de la intuición, la imaginación, el miedo y el engaño. Simboliza el mundo subconsciente, el sueño lúcido, la inseguridad emocional y la ilusión óptica. También indica una actitud confusa, depresiva o mentirosa.

El Sol (XIX): Es la carta del éxito, la alegría, la claridad y la vitalidad. Simboliza el logro pleno, el optimismo contagioso, la lucidez mental y la energía positiva. También indica una actitud arrogante, superficial o infantil.

El Juicio (XX): Es la carta del juicio, la resurrección, el perdón y el karma. Simboliza el llamado a despertar, el renacer espiritual, el cierre de heridas y el balance final. También indica una actitud crítica, culpable o fanática.

El Mundo (XXI): Es la carta del ciclo completo, la realización, la integración y el viaje. Simboliza el fin de un proceso, el cumplimiento de un propósito, la armonía con el todo y el inicio de una nueva aventura. También indica una actitud conformista, aislada o estancada.

Los arcanos menores

Los arcanos menores son 56 cartas que representan los aspectos cotidianos, las situaciones concretas y los detalles específicos de nuestra vida. Se dividen en cuatro palos: oros, copas, espadas y bastos. Cada palo tiene 14 cartas: 10 cartas numeradas del as al diez y cuatro figuras: sota, caballo, reina y rey. Cada palo y cada carta tiene un significado simbólico que se interpreta según su posición, su relación con otras cartas y el contexto de la consulta.

Los oros

Los oros son el palo que representa el elemento tierra, el plano material, el trabajo, el dinero, la salud y la seguridad. Simbolizan la abundancia, la prosperidad, la estabilidad y la solidez. También indican la lentitud, la resistencia, la rutina y la practicidad.

  • As de oros: Es la carta del inicio, la oportunidad, el potencial y la manifestación. Simboliza el comienzo de un proyecto, una inversión, una ganancia o una mejora en el ámbito material. También indica una actitud positiva, confiada, generosa y agradecida.
  • Dos de oros: Es la carta del equilibrio, la adaptación, el cambio y la flexibilidad. Simboliza el manejo de dos situaciones, recursos o intereses al mismo tiempo, con habilidad y armonía. También indica una actitud dinámica, divertida, versátil y creativa.
  • Tres de oros: Es la carta del trabajo en equipo, la colaboración, el aprendizaje y la calidad. Simboliza el desarrollo de una actividad profesional, artística o artesanal con el apoyo, el reconocimiento y la excelencia de otros. También indica una actitud responsable, comprometida, hábil y perfeccionista.
  • Cuatro de oros: Es la carta de la seguridad, la estabilidad, el control y la posesión. Simboliza el logro de un nivel económico, material o emocional que se desea conservar y proteger. También indica una actitud prudente, ahorrativa, organizada y previsora.
  • Cinco de oros: Es la carta de la pérdida, la escasez, la crisis y el aislamiento. Simboliza el sufrimiento por una situación de carencia económica, material o afectiva que se vive con angustia y soledad. También indica una actitud negativa, pesimista, víctima y orgullosa.
  • Seis de oros: Es la carta de la generosidad, la ayuda, el intercambio y el equilibrio. Simboliza el dar o recibir apoyo económico, material o emocional con justicia y gratitud. También indica una actitud solidaria, compasiva, desprendida y agradecida.
  • Siete de oros: Es la carta de la paciencia, la espera, la evaluación y la cosecha. Simboliza el momento de revisar los resultados obtenidos hasta ahora en un proyecto, una inversión o una relación con calma y criterio. También indica una actitud perseverante, prudente, reflexiva y satisfecha.
  • Ocho de oros: Es la carta del trabajo, la dedicación, el perfeccionamiento y la maestría. Simboliza el esfuerzo constante por mejorar en una actividad profesional, artística o artesanal con pasión y talento. También indica una actitud laboriosa, detallista, entusiasta y competente.
  • Nueve de oros: Es la carta de la abundancia, la independencia, el bienestar y la satisfacción. Simboliza el disfrute de los frutos del trabajo propio, la libertad financiera, material o emocional, el confort y la armonía. También indica una actitud confiada, autónoma, placentera y elegante.
  • Diez de oros: Es la carta de la prosperidad, la familia, la herencia y la tradición. Simboliza el logro de un nivel de riqueza, estabilidad o felicidad que se comparte con los seres queridos, el legado familiar, material o espiritual, la continuidad y la seguridad. También indica una actitud afortunada, afectuosa, conservadora y honorable.
  • Sota de oros: Es la carta del estudiante, el aprendiz, el mensajero y el explorador. Simboliza el inicio de un estudio, un trabajo, un negocio o una relación con curiosidad, entusiasmo y responsabilidad. También indica una persona joven, inteligente, práctica y leal.
  • Caballo de oros: Es la carta del trabajador, el viajero, el emprendedor y el realista. Simboliza el desarrollo de una actividad profesional, material o personal con esfuerzo, constancia y eficacia. También indica una persona madura, seria, productiva y confiable.
  • Reina de oros: Es la carta de la madre, la empresaria, la protectora y la sensual. Simboliza el dominio del plano material, económico o doméstico con generosidad, cuidado y elegancia. También indica una persona adulta, rica, amable y atractiva.
  • Rey de oros: Es la carta del padre, el líder, el proveedor y el exitoso. Simboliza el control del plano material, económico o social con autoridad, seguridad y magnanimidad. También indica una persona mayor, poderosa, respetada y noble.

Los bastos

Los bastos son uno de los cuatro palos de los arcanos menores del tarot, junto con los oros, las copas y las espadas. Los bastos se asocian al elemento fuego, que representa la acción, la pasión, la creatividad y el logro. Cada carta de este palo tiene un significado simbólico que se interpreta según su posición, su relación con otras cartas y el contexto de la consulta. A continuación, te presento el listado y la explicación breve de cada una:

  • As de bastos: Es la carta del inicio, la chispa, el impulso y la inspiración. Simboliza el comienzo de una aventura, un proyecto, una pasión o una idea con entusiasmo, energía y confianza. También indica una actitud positiva, creativa, audaz y decidida.
  • Dos de bastos: Es la carta del equilibrio, la planificación, la elección y la visión. Simboliza el manejo de dos opciones, posibilidades o intereses al mismo tiempo, con habilidad y armonía. También indica una actitud dinámica, curiosa, versátil y ambiciosa.
  • Tres de bastos: Es la carta del progreso, la expansión, la colaboración y la visión. Simboliza el desarrollo de un proyecto, una actividad o una relación con el apoyo, el reconocimiento y la excelencia de otros. También indica una actitud responsable, comprometida, hábil y perfeccionista.
  • Cuatro de bastos: Es la carta del éxito, la celebración, la alegría y la armonía. Simboliza el logro de una meta, un sueño, un evento o una situación que se vive con gratitud, felicidad y compartir. También indica una actitud afortunada, optimista, festiva y sociable.
  • Cinco de bastos: Es la carta del conflicto, la competencia, el desafío y el cambio. Simboliza el enfrentamiento con otros o con uno mismo por diferencias de opinión, intereses o valores que se vive con tensión, estrés y lucha. También indica una actitud agresiva, impulsiva, rebelde y obstinada.
  • Seis de bastos: Es la carta del triunfo, el reconocimiento, el liderazgo y el orgullo. Simboliza el éxito sobre los obstáculos, el avance hacia una meta, el prestigio y la admiración que se recibe de otros. También indica una actitud confiada, valiente, respetada y satisfecha.
  • Siete de bastos: Es la carta de la defensa, la resistencia, la firmeza y la valentía. Simboliza el mantenimiento de una posición, una idea, un valor o una situación frente a las adversidades, las críticas o las presiones que se vive con determinación, coraje y convicción. También indica una actitud desafiante, tenaz, leal y honesta.
  • Ocho de bastos: Es la carta del movimiento, la rapidez, la comunicación y la acción. Simboliza el avance hacia un objetivo, una noticia, un viaje o un cambio que se vive con fluidez, entusiasmo y eficacia. También indica una actitud ágil, decidida, directa y aventurera.
  • Nueve de bastos: Es la carta de la perseverancia, la prudencia, la cautela y la fuerza. Simboliza el esfuerzo por mantenerse firme ante las dificultades, los obstáculos o los retrasos que se vive con paciencia, preparación y resiliencia. También indica una actitud alerta, responsable, previsora y vigorosa.
  • Diez de bastos: Es la carta de la carga, la responsabilidad, el sacrificio y el agotamiento. Simboliza el peso de un trabajo, un compromiso, una obligación o una situación que se vive con dificultad, estrés y opresión. También indica una actitud sobrecargada, abrumada, inflexible y obstinada.
  • Sota de bastos: Es la carta del estudiante, el explorador, el mensajero y el entusiasta. Simboliza el inicio de un estudio, un viaje, una noticia o una pasión con curiosidad, energía y optimismo. También indica una persona joven, inteligente, creativa y divertida.
  • Caballo de bastos: Es la carta del viajero, el aventurero, el emprendedor y el impulsivo. Simboliza el desarrollo de una actividad, un proyecto, un cambio o una pasión con dinamismo, audacia y pasión. También indica una persona madura, valiente, activa y atrevida.
  • Reina de bastos: Es la carta de la madre, la empresaria, la protectora y la apasionada. Simboliza el dominio del plano material, profesional o personal con generosidad, cuidado y elegancia. También indica una persona adulta, rica, amable y atractiva.
  • Rey de bastos: Es la carta del padre, el líder, el proveedor y el exitoso. Simboliza el control del plano material, profesional o social con autoridad, seguridad y magnanimidad. También indica una persona mayor, poderosa, respetada y noble.

Las copas

A continuación, te presentamos el listado de los arcanos menores copas en el tarot:

  • As de copas: inicio emocional, potencial amoroso, alegría y abundancia.
  • Dos de copas: encuentro afectivo, unión armoniosa, intercambio y equilibrio.
  • Tres de copas: celebración colectiva, alegría compartida, apoyo y solidaridad.
  • Cuatro de copas: descontento emocional, apatía y hastío.
  • Cinco de copas: duelo emocional, pena y arrepentimiento.
  • Seis de copas: infancia emocional, inocencia y nostalgia.
  • Siete de copas: imaginación emocional, fantasía e ilusión.
  • Ocho de copas: renuncia emocional, búsqueda y cambio.
  • Nueve de copas: satisfacción emocional, plenitud y agradecimiento.
  • Diez de copas: armonía emocional, felicidad familiar y amor incondicional.
  • Sota de copas: mensajero emocional, estudiante y poeta.
  • Caballo de copas: viajero emocional, aventurero y seductor.
  • Reina de copas: madre emocional, consejera y sanadora.
  • Rey de copas: padre emocional, líder y protector.

Las espadas

A continuación, te presentamos el listado de los arcanos menores espadas en el tarot:

  • As de espadas: inicio mental, potencial intelectual, claridad y victoria.
  • Dos de espadas: equilibrio mental, indecisión, bloqueo y paz.
  • Tres de espadas: dolor mental, separación, traición y liberación.
  • Cuatro de espadas: descanso mental, meditación, aislamiento y recuperación.
  • Cinco de espadas: conflicto mental, derrota, humillación y venganza.
  • Seis de espadas: transición mental, viaje, cambio y esperanza.
  • Siete de espadas: estrategia mental, astucia, engaño y fuga.
  • Ocho de espadas: limitación mental, restricción, miedo y confusión.
  • Nueve de espadas: angustia mental, pesadilla, culpa y remordimiento.
  • Diez de espadas: final mental, crisis, pérdida y renacimiento.
  • Sota de espadas: mensajero mental, estudiante y observador.
  • Caballo de espadas: viajero mental, aventurero y combatiente.
  • Reina de espadas: madre mental, consejera y juez.
  • Rey de espadas: padre mental, líder y autoridad.

Etiquetas:

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *